SAN VICENTE SAN ANDRÉS SAN SEGUNDO SAN PEDRO ENLACES
SANTO TOMÉ SAN ESTEBAN SAN NICOLÁS OTRAS ÍNDICE
  STA. MARÍA DE LA CABEZA  
  HISTORIA.-Se encuentra ubicada extramuros de la ciudad y muy cerca del cementerio que existió en el siglo XIX al que debió servir de capilla.


Esta iglesia fue consagrada por el obispo don Pedro en el año 1210 como rezaba en una inscripción hoy día desaparecida.

En un principio estuvo dedicada a San Bartolomé y fue parroquia hasta el siglo XVI.
 

Santa María de la Cabeza.
 
 

De la fábrica románica sólo se conserva un crismón profusamente adornado, dos fragmentos de impostas en el interior del ábside central y la cabecera. El resto del templo pertenece a los siglos XIII y XVII.

Era poco importante como parroquia pués su renta eclesiástica era muy pequeña y en la "Concordia" establecida en 1258 sólo estuvo representada por un clérigo.

Ya avanzado el gótico se adosó a su muro meridional el sepulcro de Don Diego Dávila.

En 1647 figura como una de las dieciocho ermitas de la ciudad aunque con cierta importancia dado el carácter milagroso atribuido a Santa María de la Cabeza.

La espadaña fue levantada en 1708. Según cuenta el libro "Ávila de los Caballeros" a esta ermita acudían las personas poseídas por el demonio para implorar salud del alma y del cuerpo. También fue cofradía de "abogados, procuradores, notarios y demás gentes de leyes".
 
 

ARQUITECTURA.-Esta iglesia mantiene tanto en la planta como en su alzado la estructura originaria, constituyendo, "una de las pequeñas y humildes joyas de nuestra albañilería románico-morisca".

Es de planta basilical, con tres naves rematadas en ábsides semicirculares. Éstos, a pesar de ser de granito, emplean el ladrillo en la decoración de sus arcos de acceso, que están ligeramente apuntados.

Tiene bóvedas de cañón con las que se cubren las capillas.

La nave central ha conservado dos fragmentos de impostas decoradas con entrelazado de cestería.

Portada Sur.

Las naves se hallan separadas por pilares prismáticos que tienen arcos de medio punto guarnecidos con ladrillos.

La iglesia se ilumina mediante ventanas apuntadas enmarcadas en ladrillo, y está cubierta por una armadura a dos aguas de par y nudillo.

La cabecera está realizada en sillería de granito y tiene tres absidiolos de distinto tamaño desprovistos de adornos.
 
 


Los paramentos se refuerzan con dos contrafuertes y una columna embutida entre el absidiolo meridional y el central, que a su vez, es el único en arrancar de un zócalo escalonado.

Sepulcro de Don Diego Dávila.

 

Las fachadas tienen poco interés.Tienen dos portadas, una al oeste y otra al sur, decoradas de forma muy similar a los arcos del interior, con arquivoltas lisas, guarnecidas por alfices de ladrillo.