Situación del molino de Villandiego:

(volver a la página principal del molino de Villandiego)

Mapa 1: Europa -España - Burgos

Mapa 2: Burgos - Villandiegoescudo.jpg (4349 bytes)

Comarca - Molino dentro del pueblo -DIRECCIÓN DE CONTACTO

Fotos del pueblo

Reseña de Villandiego:

Libros sobre este pueblo

Páginas web del ayuntamiento de Sasamón y el pueblo. Visítalas.(de estas páginas web se han entresacado imágenes y la reseña del pueblo)

 

Dentro de España, en la provincia de Burgos :

 

                                            mapa1.jpg (43339 bytes)Kurven01.gif (1037 bytes)

Dentro de la provincia de Burgos debes encontrar en la Comarca del Pisuerga el bonito y pequeño pueblo de Villandiego:

mapa2.gif (4780 bytes) mapa3.jpg (51460 bytes)

De Villandiego y su comarca al molino: (pinchar para ampliar las imágenes)Kurven01.gif (1037 bytes)

mapa Villandiego-peq.jpg (34759 bytes) Villandiego2-peq.jpg (21875 bytes)

Juventino Pascual

El molino - 09132 VILLANDIEGO

BURGOS-TFONO-947370269

Aquí tienes algunas fotos de este pequeño pueblo:Kurven01.gif (1037 bytes)

ERMITA

ermitanslourdes.gif (23259 bytes)

VISTA DEL PUEBLO:

vista2.gif (35487 bytes)

TORRE IGLESIA DE SANTA MARINA

stamaria.gif (26605 bytes)

MOLINO

molino.gif (33911 bytes)

BREVE RESEÑA DEL PUEBLO Kurven01.gif (1037 bytes)

(PARTE DEL TEXTO HA SIDO ENTRESACADO DE LA PÁGINAS WEB QUE SE CITAN)

VILLANDIEGO

No importa si vas o vienes, si en Villandiego te detienes

Localización

A la vera del Camino de Santiago, puedes encontrar un pequeño pueblo, acogedor, religioso y alegre. Situado en la zona occidental de la provincia de Burgos, a tan solo 30 Km. De la capital, por la carretera N-120 Logroño-Vigo, y a 2 Km. de Olmillos de Sasamón siguiendo la carretera provincial BU-P-40.41, y a una altitud sobre el nivel del mar de 868 metros.

En la actualidad, la villa cuenta con, aproximadamente, 113 personas censadas, viéndose incrementado dicho número de forma muy ostensible en los periodos vacacionales. Población de eminente carácter agrícola y ganadero, así como, recientemente, de atisbos industriales. VILLANDIEGO se encuentra situado en la comarca de Odra Pisuerga, a 39 Kilómetros de Burgos y cuenta con una población aproximada de 99 habitantes.

BODEGASKurven01.gif (1037 bytes)

Las bodegas son un patrimonio familiar y social de todo el pueblo, dando ambiente de convivencia y renombre a la localidad, siendo visitadas a diario por sus gentes, los cuales acogen de buena gana a cuantos se asomen, ofreciéndoles degustar un buen vino "churro"

La ermita de Nuestra Señora de Lourdes, pequeña en sus dimensiones, pero acogedora, es el lugar al que se acude entre otros días, el 11 de Febrero con motivo de celebrar una misa en acción de gracias. A un kilómetro de la localidad, podemos contemplar otra ermita, románica, enclavada en el lugar conocido por "La Rosaleda", de propiedad privada.

EL MOLINO

El río que discurre por el valle de Yudego, mueve las ruedas de un antiguo molino, cuyas noticias datan del siglo XVIII, habiendo registros que indican de su existencia ya en el siglo XIV. La especialidad de este molino radica, por tanto, en el funcionamiento del mecanismo de impulsión: dispone de un cubo o edificación cilíndrica de piedra, lugar en el que el agua adquiere presión antes de hacer girar la muela. Este singular y peculiar molino recibe el nombre de Saitín, siendo el paraje un lugar privilegiado para vivir, o para dar un agradable paseo en busca de frescura en la época estival, y de abrigo en los días fríos.

FIESTAS

Son varias las fiestas que se celebran en esta localidad de Villandiego, siendo estas las siguientes: Fiestas mayores, que se celebran en honor de santa Marina, y son el 18 de Julio, celebrándose una misa y procesión en su honor.

El 14 de Septiembre el pueblo celebra su segundo día de fiesta más importante, el dedicado a la exaltación de la Santa Cruz. No podemos olvidarnos de la fiesta en honor a San Sebastián, con su reunión de hermandad y hoguera nocturna, la cual es un símbolo de rito festivo, cuya transmisión de generación en generación a través de los siglos ha corrido a cargo de la juventud de la localidad, siendo una fiesta más propia de ellos que de adultos.

También se celebra la Pascua de Pentecostés, día en el que se obsequia con pan, vino y queso a cuantos asisten a la misma, siguiendo la ancestral tradición. Cabe destacar que existe una cofradía al cargo de dicha celebración.

Los panes, una vez bendecidos por el sacerdote, se entrega uno a uno a cada hermano cofrade, a excepción de los recientemente incorporados, a los que el prior de la cofradía entrega medio pan, y una vez obtenido el permiso del resto de los cofrades para el ingreso del nuevo hermano. Esta cofradía presenta como nota curiosa el hecho de que desde 1984 se viene rigiendo por tradición oral ante la desaparición del libro que recogía los estatutos de la misma, y en el cual se establecían las reglas por las que se debería regir.

Como causa de la subsistencia de esta cofradía se encuentra, por un lado, la incorporación de hermanos no residentes en la localidad, y por otro, la destacable participación de los jóvenes, que sin ser considerados de la misma, hacen todo lo posible por su subsistencia, desempeñando la mayoría de las funciones que la misma requiere, tales como la de cavar las tumbas de los hermanos difuntos. Volviendo al tema de las fiestas, podemos hablar del tradicional Rosario de la Aurora, que se celebra a las 7 de la mañana del Domingo de Resurrección, y acto seguido, se ofrece un apetitoso desayuno que comparten los Villandiegueses en el lugar conocido como las antiguas escuelas. Y, como fiestas de carácter litúrgico mas destacables para la localidad, mencionar las de San Isidoro, San Antonio y los Sagrados Corazones de Jesús y María.

IGLESIA

En lo mas avanzado de la peña sobre la cual se alzó el casco urbano, se erigió el templo dedicado a Dios, a manos del pueblo, de un perfecto equilibrio entre el renacimiento y el gótico, con una robusta torre firme y señorial.

De planta de cruz latina, construida en piedra de sillería en el siglo XVI por el maestro Juan García de Arce, y dedicada a la patrona de la localidad Santa Marina, la cual aparece en la calle central del retablo del altar mayor con dos escenas de su martirio y su imagen en el centro, de tamaño natural.

Dicho retablo los realizó Juan de Tapia, en el año 1624, obra encargada y donada por Juan Cerezo de Burgos y Angulo de Berástegui en el año 1646. En la nave lateral izquierda hay otro retablo, de la misma época y autores.

La participación en la misa dominical es muy alta y activa, con un coro formado por voces femeninas veteranas, acompañadas al órgano por Teresiano, músico y ciego de la localidad.

El pueblo de Villandiego es pequeño en extensión y habitantes, pero grande en vida cristiana y en generosidad. Tiene origen medieval, ligado casi siempre a Yudego, con el que formó ayuntamiento, y toma su nombre de «villa de Don Diego», noble de Castilla. Si por algo se caracteriza este pueblo es no por grandes cosas, por grandes personajes y una monumental iglesia, sino más bien por cosas sencillas, pequeñas y cotidianas, que pasan fácilmente desapercibidas, pero que son expresión de una profunda fe hecha vida y tradiciones. En Villandiego, lo religioso lo impregna todo, desde la vida familiar hasta la popular y festiva, pasando por el trabajo cotidiano. En cuanto a vida familiar se puede hablar de familias profundamente cristianas; consecuencia, el gran número de vocaciones religiosas, sacerdotales y misioneras surgidas de ellas. El trabajo, centrado en las labores agrícolas y ganaderas, va acompañado de la oración con el toque de «ángelus» por la mañana, al mediodía y por la tarde. Las fiestas populares son por algún motivo religioso, en honor de un santo como san Sebastián, san Isidro, san Antonio, o de una santa como la patrona, santa Marina, virgen y mártir, que se celebra el 18 de julio, o de la Virgen, Nuestra Señora de Lourdes, a la que tenemos dedicada la ermita en un alto del pueblo, o una fiesta litúrgica como Pentecostés, los Sagrados Corazones de Jesús y María, la Exaltación de la Santa Cruz y el Domingo de Animas, el primero de noviembre). Las fiestas, como expresión de la vida de un pueblo, se concretan en «tradiciones», algunas muy bonitas, como la colación de pan, vino y queso a los cofrades de la Cofradía de San Sebastián el día del Santo o eso mismo el día de Pentecostés, destinado en un principio a los pobres como donativo de cuatro personas, para lo que cedieron unas rentas de tierras; en ambas ocasiones el Ayuntamiento ofrece un aperitivo a todo el pueblo, para compartir la alegría y hermandad. Los jóvenes, a pesar de vivir en su mayoría fuera, están muy activos y, formando parte de la Asociación Cultural El «Cueto», organizan las fiestas patronales, tienen abierto un bar y realizan distintas actividades. Una parroquia dinámica ¿Qué decir de la parroquia? El sacerdote es muy apreciado y querido. La iglesia parroquial es pequeña, pero muy bonita y limpia. Es de piedra de sillería, con planta de cruz latina, del siglo XVI, construida por el maestro Juan García de Arce. Está dedicada a la patrona, santa Marina, quien figura en la calle central del retablo del altar mayor con dos escenas de su martirio y su imagen en el centro en tamaño natural. Dicho retablo lo construyó Juan de Tapia en 1624, y lo doraron Juan Cerezo de Burgos y Angulo de Berástegui en 1646. También hay un retablito en la nave lateral izquierda de la misma época y autores. La participación en la Misa dominical es alta y muy activa, con un coro de señoras veteranas acompañadas al órgano por Teresiano, músico ciego. Este mismo coro ha participado en eventos como el Festival de Villancicos del arciprestazgo de Amaya. Villandiego, a la vera del Camino de Santiago, es un pueblo pequeño, pero acogedor, religioso y alegre. Típicas son las bodegas, bien cuidadas, que guardan un buen vino churro, preparado para ofrecer a cualquiera que se acerque, para refrescar y deleitar. Estáis todos invitados a las fiestas de nuestra Patrona

LIBROS SOBRE LA HISTORIA DE VILLANDIEGO:Kurven01.gif (1037 bytes)
cuatroe.jpg (33982 bytes)La magia de las cuatro estaciones

Joseluis Gutiérrez Hurtado, La magia de las cuatro estaciones (Un relato nacido en la vida misma), Tall. Gráf. Virumbrales, Burgos 2001, 94 PÁGINAS

Se trata de un libro -habría que decir "librito"; no llega a cien páginas- que sirve de referencia de lo que es Villandiego, un pequeño pueblo del noroeste burgalés. Narra la más reciente historia de Villandiego a través del diálogo de unos personajes que son hilo conductor de un relato de hechos ocurridos entre 1939 y 1954. No tiene nada que ver con la estructura de un libro de texto ni de carácter escolástico. Sí que contiene, sin embargo, los elementos fundamentales de un texto divulgativo. Bajo la apariencia de un relato ficticio se esconden todos los datos que conocemos de la historia del pueblo y la mayoría de los nombres de los distintos términos geográficos que lo componen. Incluso la mayor parte de las aventuras tienen como protagonistas a las gentes del pueblo, que pueden verse identificados con personajes o situaciones. El libro pretende, además, enseñar a los niños que para la vida y los juegos, la imaginación es más importante que las máquinas.

hisdocyudyvill.jpg (13110 bytes)Historia documentada de Yudego y Villandiego.  Edita : Caja Burgos
Autor: Eduardo Corredera González.Páginas: 192. Año 1983

Libro que recoge de forma magníofica toda la historia de estos dos pueblos que formaron juntos ayuntamiento durante muchos años.

PÁGINAS WEB SOBRE VILLANDIEGO Y SU ZONA. VISÍTALASKurven01.gif (1037 bytes)

 

http://www.archiburgos.org/sembrar/709/libros.htm

http://www.archiburgos.org/sembrar/parroquias/villandiego.htm

http://www.diputaciondeburgos.es/Poblacion.cfm?ine=09363&pdn=4

http://www.sasamon.org/villandiego/localizacion.htm

AYUNTAMIENTO: http://www.sasamon.org/

Conocer España:

http://www.conocerespanya.com/pueblos_burgos/bp_burgosG.htm

(volver a la página principal del molino)