El Infierno Musical

     Una de las escenas más enigmáticas y sugerentes de la obra, aparece en la parte inferior: el  infierno musical. En éste, instrumentos musicales gigantescos se transforman en torturadores de los condenados. Podemos contemplar unos condenados crucificados, cual Cristo y el mal ladrón, en las cuerdas del aspa y en el mastil del laúd, u otro sodomizado por una flauta, portando otra como la cruz a cuestas.
   En esta escena quiere verse una condena de la música profana, a la que se asociaba freceuntemente a la lascivia.

ATRAS PANEL CENTRAL