TRIBUNA


ASTRONOMÍA Y ASTROFÍSICA

Manuel Rego Fernández

La Astronomía muestra la naturaleza cambiante e interactiva de las ideas científicas e ilustra, como no lo hace ninguna otra disciplina, sobre los procesos del conocimiento y descubrimiento, la universalidad de las leyes físicas y el triunfo de la capacidad del hombre para comprender el funcionamiento del universo. La Astronomía ocupa un lugar especial en las ciencias. Historia y Arqueología enseñan que los astros y sus movimientos estaban entre las preocupaciones más antiguas del hombre. Referencias directas a los sucesos astronómicos aparecen en las mitologías y creencias religiosas más primitivas y no es exagerado afirmar que, junto con las Matemáticas, la Astronomía es una de las ciencias más antiguas y que ha tenido un papel relevante en la construcción del pensamiento del hombre moderno.

La astronomía moderna inicia su desarrollo durante el Renacimiento con Copérnico, Brahe, Kepler y Newton, al proponer una explicación mecanicista de los fenómenos naturales apoyada en la aplicación de leyes formuladas consistentemente y controladas en laboratorio. Al adentrarse en esta vía la Astronomía aleja definitivamente de sus objetivos las actividades relacionadas con vaticinios de la personalidad de los individuos y sucesos utilizando las posiciones de los astros. Los controles experimentales y análisis estadísticos efectuados permiten establecer que las predicciones astrológicas no sólo carecen de bases científicas, sino que su difusión fomenta la irracionalidad y el oscurantismo. La Astrología no es sólo una superstición, es sobre todo una descomunal manifestación de incultura y puede llegar a producir, en ciertos casos, efectos sociales indeseados.

Durante los siglos siguientes la Astronomía continua estudiando el movimiento y posición de los astros hasta llegar al siglo XIX, donde los trabajos efectuados por Huggins, Kirchhoff, Planck, y otros físicos y químicos, son utilizados para interpretar los fenómenos astronómicos originando así la Astrofísica propiamente dicha. Actualmente, Astronomía y Astrofísica son sinónimos empleados universalmente en los textos, revistas y congresos, donde las aportaciones relacionadas con los objetivos clásicos de la Astronomía ocupan ya una parcela irrelevante.

La Astrofísica, y por tanto la Astronomía en su concepción moderna, puede definirse como la ciencia que estudia la formación, estructura y evolución de los objetos celestes. Su objetivo último es proporcionar información que facilite la comprensión del universo.

La Astrofísica tiene una interacción importante con los avances tecnológicos. La investigación espacial, los grandes telescopios y detectores cada vez más refinados y eficaces, están permitiendo observar cada vez más profundamente en el universo, y por tanto informar sobre sus propiedades cuando era miles de millones de años más joven. Tiene también la Astrofísica un gran atractivo y el potencial necesario para elevar el nivel científico de la sociedad y atraer a los jóvenes al estudio de las ciencias. Es notable en este sentido el gran número de sociedades de astrónomos aficionados en todo el mundo, que en algunos casos han hecho aportaciones científicas relevantes, y la difusión frecuente en los medios de comunicación de noticias relacionadas con los descubrimientos astronómicos.

E1 número creciente de investigadores en el campo de la Astrofísica y de artículos publicados en las revistas internacionales, la calidad y transcendencia de los resultados obtenidos, muestran sin lugar a dudas el auge de una disciplina que está ampliando, profundizando y haciendo más coherente nuestra concepción del universo.


Manuel Rego Fernández es catedrático de Astrofísica. Director del Departamento de Astrofísica y CC. de la Atmósfera de la Universidad Complutense de Madrid.


cylarrw.gif - 1,10 KHIPARCO cylarrw.gif - 1,10 KC.N.I.C.E