LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

 

 

 

Introducción

 

El período de gestación de la PGM se sitúa entre los años 1870 – 1914, periodo denominado como la paz armada. Es la época de máximo auge del imperialismo, en el que las tensiones intereuropeas se exportan al ámbito colonial. Es la época de apogeo del movimiento obrero en Europa sin efectos sobre las relaciones internacionales, pero no al contrario, la solidaridad internacional del movimiento obrero resulta nula en el momento del enfrenamiento de las naciones.

En los Balcanes se encuentra la encrucijada de los imperios rivales continentales, Ruso, Otomano y Austro Húngaro.

 

1. Evolución del sistema de alianzas.

 

          Las unificaciones de Alemania e Italia cierran el modelo de las relaciones internacionales establecidas en Europa por el Congreso de Viena. La derrota de Francia en la Guerra Franco-Prusiana y sus consecuencias, reparaciones y pérdidas territoriales, envenenan las posteriores relaciones franco-germanas. La carrera de armamentos de las principales potencias produce un efecto disuasorio que evita el estallido de la guerra durante casi medio siglo.

          Se distinguen dos períodos: el primero, desde 1871 hasta 1890, el de la Europa de Bismarck con tres sistemas de alianzas. El segundo de 1890 a 1914, formación de bloques que desemboca en la PGM.

          El objetivo prioritario del canciller alemán era el aislamiento de Francia para evitar su revanchismo y desquite, creando para ello un bloque de aliados en torno a Alemania, mediante un entramado de pactos y tratados y el aliento del colonialismo francés que desvíe la tensión fuera de Europa y enfrente a Francia con sus posibles rivales: Inglaterra e Italia.

 

Liga de los Tres Emperadores de 1872: alianza de los tres emperadores, alemán, austro húngaro y ruso, a la que se une Italia en 1874. El factor de cohexión es la afinidad de sus regímenes ante el republicanismo francés. El factor de disolución será la rivalidad de Rusia y Austria en los Balcanes. Precisamente los levantamientos contra los turcos en Bosnia – Herzegobina y Bulgaria enfrentan los intereses coincidentes en la zona de Rusia y Austria. Serbia y Montenegro se levantan igualmente contra los turcos apoyados por Rusia. En 1878, por el Tratado de San Stéfano se declara la independencia de Montenegro, Serbia, Rumanía y Bulgaria. Este tratado es rechazado por Inglaterra y Austria. El apoyo de Alemania a los intereses de Austria provoca el abandono de la entente por Rusia.

 

En 1879 se suscribe el Pacto de la Dúplice Alianza de Austria y Alemania, con carácter secreto. El acceso al trono del nuevo emperador ruso Alejandro III, facilita la renovación dela Triple Entente. En 1882 se adhiere Italia, molesta por la ocupación francesa de Túnez. De nuevo la evolución de los Balcanes produce la ruptura: Serbia y Bulgaria se acercan a Austria en detrimento de los intereses rusos.

 

Triple  Alianza, 1882: Alemania, Italia y Austria contra Francia.

Tratado de Reaseguro o Acuerdo Secreto Ruso-Alemán, 1882.

En 1887 se renueva la Triple Alianza, a la que se adhieren Inglaterra, España e Italia. No obstante, la permanencia de los factores de tensión predominan sobre los intereses comunes de los países aliados, lo que confiere al sistema una gran fragilidad.

 

2. Formación de bloques.

 

En 1888 se produce la proclamación de Guillermo II como emperador de Alemania. Toma las riendas del estado impulsando la entrada de su país en la carrera del imperialismo. En 1890 provoca la dimisión de Bismarck. El comienzo de su reinado coincide con una nueva fase de expansión económica en Europa, que beneficia especialmente a Alemania. Impulsa el relanzamiento de la carrera de armamentos, sobre todo en el sector naval. Esta circunstancia alarma especialmente a Inglaterra que reacciona con un acercamiento a Francia y la creación de un bloque antigermano. Al mismo tiempo Rusia y Francia firman un tratado de alianza en 1892.

Francia e Inglaterra suscriben la Entente Cordial en 1904.

Rusia, Francia e Inglaterra forman la Triple Entente, bloque antigermano en 1907.

Este periodo termina con la inversión de la situación existente en la época de Bismarck, del aislamiento de Francia se pasa a una Alemania amenazada de forma inmediata en dos frentes.

 

3. Quiebra de la paz armada. Las crisis de la preguerra.

 

En el contexto en que se producen, el de dos bloques enfrentados, pueden llegar a ser la chispa que provoque la guerra generalizada, arrastrando cada potencia consigo a sus respectivas colonias.

 

 

Tensión entre Alemania y Francia por la creación del Protectorado Francés y Español en la Conferencia de Algeciras de 1906. La primera de criis entre ambos países se produce en el mismo año 1906 por la declaración en Tánger del Kaiser Guillermo a favor de la independencia de Marruecos. La segunda en 1911 por el incidente de Agadir provocado por un submarino alemán.

 

 

Los factores de inestabilidad en la zona se deben al declive del Imperio Turco, al expansionismo de Rusia y Austria y a la exaltación de los nacionalismos emergentes.

 

Enfrentamiento Austria – Serbia: desde 1903 por el asesinato del monarca proaustríaco de Serbia y su sutitución por otro prorruso.

Anexión de Bosnia Herzegobina por el Imperio Austríaco: acontecido en 1908, provoca profundos recelos en Rusia y Serbia.

Guerra contra Turquía de la Primera Liga Balcánica: formada por Serbia, Grecia, Bulgaria y Montenegro, declara la guerra a Turquía en 1912, ésta pierde todas las posesiones europeas, excepto Constantinopla.

Independencia de Albania: se produce en 1913 como resultado de la guerra contra Bulgaria.

 

 

Asesinato en Sarajevo por un estudiante bosnio del archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austríaco y su esposa, el 28 de julio de 1914. Los austríacos a cusan a Serbia de implicación en el atentado, se le presenta un ultimatum y Austria es respaldada por Alemania. Por otra parte, Rusia apoya a Serbia, a la que a su vez, respalda Francia.

Alemania invade Bélgica el 3 de julio, provocando la entrada de Inglaterra en la guerra.

 

4. Las causas de la guerra.

 

Se produce entre los países capitalistas más desarrollados al mismo tiempo que comienza el retroceso de la hegemonía industrial británica y el rápido desarrollo industrial de Alemania que coloca a este país en una situación hegemónica en el área continental de Europa. Estos países por la lógica de su expansión industrial necesitan conquistar nuevos mercados.

En 1907 y en 1913 se producen crisis de sobreproducción.

 

Se producen especialmente entre Alemania y Francia de una parte y entre Inglaterra y Francia de la otra. Alemania había llegado tarde al reparto del mundo por lo que carecía de colonias para afianzar su desarrollo industrial, en las que abastecerse de materias primas, mano de obra y mercados.

Otras tensiones imperialistas son provocadas por las mismas aspiraciones de países com EE UU, Rusia, Turquía e Italia.

 

La paz armada mantenida a lo largo del último cuarto del siglo XIX entre las grandes potencias europeas,conocida como sistema bismarckiano, había permitido un equilibrio estable. Equilibrio sólo garantizado por la interrelación del desarrollo industrial con la carrera de armamentos y el inicio de un complejo militar-industrial. La caída del canciller Bismarck decidida por el nuevo Kaiser en 1890 y su decisión de proceder al rearme de Alemania sobre todo en el sector naval provoca la ruptura del equilibrio anterior y hace la guerra inevitable a un corto plazo.

 

Se deben a las reivindicaciones nacionalistas y a los contenciosos pendientes entre estados europeos, como el franco-alemán por las regiones de Alsacia y Lorena.

El foco principal de inestabilidad es la región de los Balcanes, por la presión de los intereses rusos, austríacos y turcos sobre la zona y por la rivalidad entre Austria y Serbia.

Otro de los focos de inestabilidad es el centro-europeo por los problemas de Polonia y Chekoslovaquia.

 

Actuaron a favor de la guerra anyto el estado de las mentalidades colectivas como actitudes individuales individualizadas de dirigentes que actuaron con precipitación e incompetencia.

Contribuyeron especialmente las propagandas ultranacionalistas y xenófobas.

Los errores de cálculo de políticos en el poder en los principales países europeos les llevaron a presentar ultimatums precipitados y actuar con prepotencia y estupidez al enfrentarse a la precipitación del conglomerado de causas que hacían muy difícil evitar el estallido del conflicto.

 

 

5. La Primera Guerra Mundial como nuevo tipo de guerra.

 

       Guerra imperialista e industrial, la guerra se industrializa, apareciendo nuevas fromas de combate hasta ahora desconocidas. Es la guerra gran escala tanto por su extensión, dimensión e intensidad destructiva que afecta a la mayor parte de la humanidad y cuyos efectos directos actúan, además, sobre la mayor parte de la población. Las metrópolis implican en la contienda a sus colonias. Se aplica toda la potencia de la producción en masa a la fabricación de armamento. Las nuevas tecnologías, la revolución de los transportes y las innovaciones científicas, la movilización de todas las capacidades y recursos económicos y las nuevas formas de organización de la producción se ponen al servicio de los objetivos de la guerra.

          La guerra facilita a los estados un nuevo rumbo intervencionista de alcance no conocido hasta entonces que interrumpe las tendencias de separación de la sociedad respecto al estado. Se planifica al servicio de la eficacia el conjunto de las actividades económicas, se moviliza la totalidad de la población para cubrir los frentes y abastecer de mano de obra las industrias de armamento y el reclutamiento laboral afecta tanto a la población masculina como a la femenina. El control de las actividades económicas llega a ser casi total en el comercio, transportes, legislación social, etc. Este nuevo intervencionismo tiene continuidad en la posguerra, al regularse la política demográfica y financiera, la organización de la reconstrucción y la reconversión de las industrias militares.

          Aparecen nuevas técnicas de propaganda controladas por el estado para el mantenimiento de la moral de combate, tanto de los militares como de los civiles. Se promulgan medidas para el control de las mentalidades colectivas y estados de opinión a través de los medios de comunicación de masas como la radio y prensa, que se someten en gran parte al control estatal.

          El desarrollo tecnológico se pone al servicio de tecnologías bélicas innovadoras: ametralladora, aviación, dirigibles, gases tóxicos, tanques, submarinos; nuevas estrategias y tácticas en dependencia del nuevo armamento y de la mayor movilidad de las tropas. Pero la homogeneidad tecnológica de los contendientes provoca la neutralización de los contendientes inmolizándolos durante años en frentes estáticos.

         

 

6. Los contendientes.

 

Potencias centrales al principio del conflicto: Alemania, Austria.   

Potencias aliadas al principio del conflicto: Inglaterra, Francia, Rusia, Serbia y Bélgica.

En agosto de 1914 entra en el conflicto Japón contra Alemania, ocupando ocupando sus posesiones en China y en el Pacífico.

En noviembre de 1914 se incorpora Turquía a favor de Alemania, abriendo un nuevo frente contra Rusia en la zona del Mar Negro.

En mayo de 1915 Italia se une a las potencias aliadas, en octubre del mismo año Bulgaria a las potencias centrales, Rumanía en agosto de 1916 a los aliados y Grecia igualmente en junio de 1917. Finalmente entra la guerra EE UU en abril de 1917 a favor de los aliados.

Los territorios coloniales dependientes de cada estado contendiente son arrastrados a la contienda. Sólo permanecerán neutrales los países nórdicos, España, Suiza y algunos de América Latina.

 

7. Desarrollo de la guerra. Los acontecimientos.

 

·       Crisis de julio de 1914.

 

8. Las consecuencias de la guerra.

 

          La debilidad y lentitud de la recuperación económica, a causa del problema de las indemnizaciones impuestas a los países derrotados, será una de las causas de la crisis de 1929 y de la gran depresión de los años treinta.

          Crisis de la democracia liberal. Presión socialista y formación del primer país con régimen socialista, la URSS.

          Fin de la supremacía europea en el mundo.

          Hegemonía mundial de EEUU y la URSS.

          Aceleración del proceso de innovaciones tecnológicas por la remoción de obstáculos y el consiguiente estímulo de la guerra.

          Alteraciones en la estructura y dinámica demográficas.

          Modificación de la tradicional división sexual del trabajo.

          Transformaciones sociales que refuerzan el sindicalismo, tanto por los efectos indirectos de la guerra, como por el temor al efecto ejemplificador de la emergente URSS, que permite un importante avance de las reivindicaciones obreras.

          Balance de pérdidas humanas y materiales.

 

9. Organización de la paz.

 

En enero de 1914 el presidente Wilson resume en 14 puntos sus propuestas para la organización de la paz: independencia de las nacionalidades del Imperio Austríaco, restituciones territoriales a Francia por parte de Alemania, política de desarme, fundación de la Sociedad de Naciones como garante de la paz en el futuro, etc.

 

Las potencias centrales imponen la paz a la rusia soviética en marzo de 1918 que supone el pago de indemnizaciones, la renuncia a Finlandia, Ucrania y estados bálticos.

 

En enero de 1919 comienzan las negociaciones sobre la base teórica de los 14 puntos del presidente Wilson, pero serán desplazados a un segundo plano. Los vencidos no participan en la conferencia. Esta conferencia se centra en los problemas referentes a Alemania: responsabilidad en el inicio de la guerra, reparaciones económicas, restituciones territoriales, reconocimiento de nuevas naciones europeas y reconstrucción de los daños provocados por la guerra.

Incluye el estatuto de la Sociedad de Naciones, que será poco operativa por la no integración de Estados Unidos y otras grandes potencias.

Se determinan las nuevas fronteras de Alemania y el reparto de sus colonias que pasan a ser administradas por la S. de N.

Se satisfacen en parte las reivindicaciones territoriales francesas, excepto en lo referente a la región del Sarre, sobre la que se le concede el usufructo por 15 años.

Se impone a Alemania el desarme y la ocupación en tres zonas por distintos períodos de tiempo.

En el capítulo de las reparaciones se declara a los países de la entente  responsables del comienzo de la guerra y de los daños provocados, para cuya compensación entregarán bienes como la flota mercante y pesquera, materias primas, ganado, etc, además de las compensaciones a pagar durante 40 años.

El peso de las reparaciones resultará excesivo e impedirá la recuperación económica de Europa, aunque serán renegociadas en gran parte en los años sucesivos. Aún así, este problema impedirá la construcción de una situación favorable para una paz duradera.

 

 

Decide  en septiembre de 1919, las cesiones territoriales a Italia, la desmembración del Imperio Austríaco y la prohibición de cualquier unificación de Alemania y Austria en el futuro.

 

Decide en noviembre de 1919 las cesiones territoriales a Grecia, a costa de Turquía y de Bulgaria.

 

Establece en noviembre de 1920 las reparaciones a satisfacer por Hungría como antiguo miembros del Imperio Austríaco.

 

Establece en agosto de 1920 las reparaciones a satisfacer por Turquía.